Blog de Psicopedagogía, orientación e intervención educativa

El Modelo de Programas se trata de un modelo clásico se orientación e intervención psicopedagógica, junto con el Modelo Clínico o de counseling y el Modelo de consulta.

Un programa es:

“Toda actividad preventiva, evolutiva, educativa o remedial que, teoréticamente fundamentada, planificada, encaminada a lograr determinados objetivos en respuesta a las necesidades detectadas en un grupo dentro de un contexto educativo, comunitario, familiar o empresarial” (Repetto, 2002:297)

Por tanto, un programa debe de tener una base teórica fundamentada, es decir basarse en alguna teoría psicológica de intervención. Por otro lado, debe tratarse de una actividad planificada, es decir, a diferencia del modelo de counseling, no está tan sujeta a la improvisación. Por último, se trata de dar solución a una serie de necesidades detectadas, no realizamos un programa si no estamos seguros y hemos comprobado que es realmente necesario, la finalidad de dar solución a las necesidades supone al mismo tiempo la justificación del mismo programa.

Así, el programa:

  • Ha de basarse en la identificación de unas necesidades
  • Ha de dirigirse al logro de unos objetivos para cubrir necesidades detectadas
  • La actividad se ha de planificar previamente
  • La actividad ha de ser evaluada

De tal manera, que como conclusión de esta pequeña introducción al concepto de programa, me gustaría decir que tras la detección de necesidades, es decir, una vez que conocemos qué es lo que queremos tratar con el programa debemos centrarnos en qué teoría se ajusta más a estas necesidades para poder fundamentar nuestro programa, el cual diseñaremos en base a eso. Por último, tras la realización del programa es fundamental evaluarlo, recoger los aspectos positivos, qué has sido lo más efectivo, qué problemáticas no habiamos tenido en cuenta, etc…

Ahora, ¿Cómo planificamos un programa? ¿Qué pasos hemos de dar? A continuación expondré aquellos que considero fundamentales:

1. ANÁLISIS DE LA REALIDAD O ANÁLISIS DE NECESIDADES

Se trata de realizar algún tipo de observación, entrevistas, encuestas, cuestionarios… y a partir de lo obtenido elaborar un arbol de problemas. Es decir, establecer el problema origen, las causas del mismo y los efecto que puede generar.

Por ejemplo: 

Tras el árbol de problemas es recomendable establecer un árbol de objetivos

2. FUNDAMENTACIÓN Y JUSTIFICACIÓN

En este apartado se fundamenta y se justifica la creación del programa en base al análisis de necesidades realizado, al mismo tiempo que podría hablarse del enfoque teórico que se piensa seguir. Aunque consideramos mucho más importante los aspectos prácticos y tangibles del análisis.

3. METODOLOGÍA

De manera general se trata de contar cuáles vana ser las vías de actuación, los enfoques, el tipo de participación que se pretende, etc.

4. OBJETIVOS

Los objetivos suelen expresarse de modo infinitivo, pero no hay que quedarse en la simple enunciación, también hay que pronosticar el resultado esperado, los indicadores y las fuentes para llevarlo a cabo. De esta forma, el objetivo pasa de ser un ente abstracto a un hecho real, lo que dota de practicidad al proyecto.

5. ACTIVIDADES

En este apartado se enumerarán las diversas actividades que se proponen, es necesario incluir un cronograma y un calendario que sitúe estas actividades en el tiempo, de manera que se facilite la planificación. 

6. RECURSOS

Se trata de especificar, por un lado, los agentes de intervención, es decir quién lleva a cabo el programa. Por otro lado, se trata de mencionar los recursos materiales, qué material vamos a emplear, si es reutilizable o no, el coste de los mismos. Cuanto más detallado sea este apartado, será más fácil planificar y no encontrarse con dificultades materiales a mitad de la intervención.

7. FUENTES DE FINANCIACIÓN

Este apartado es fundamental para establecer quién va a subvencionar el programa, si existen diversas fuentes, si va a ser público o privado…

8. EVALUACIÓN

Se trata de realizar una memoria tras la intervención con el programa, revisando y evaluando todos los aspectos que cumplimentaban la planificación. Así, por ejemplo, respecto al cronograma habría que justificar qué actividades se han realizado y cuáles no. En cuanto a los objetivos se podría establecer una comparación entre el resultado esperado y el resultado obtenido. Cómo se han utilizado los recursos…

Al final de este apartado se podría incluir una valoración cualitativa del programa en conjunto, y una crítica que incluyese las propuestas de mejora.

Finalmente, me gustaría terminar esta entrada añadiendo que el modelo de programas está presente en centros educativos, ONGs, administración y , en general, en cualquier situación que requiera una intervención en base a unas necesidades detectadas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: